El estilo minimalista es una moderación entre el espacio, la iluminación y los objetos, cada uno juega un papel importante, la sofisticación se hace presente. Una de las cosas más notable es reducir al máximo los muebles, donde solo utilizas lo necesario, creando un conjunto visual limpio y cuidadoso y logrando remodelar una sala u oficina.

Es una decoración que es llamativa, atrevida, práctica, memorable, donde el enfoque cambia, construyendo un espacio tranquilo, sencillo en tu sala. El estilo minimalista elimina la mayoría de las decoraciones, logrando funcionalidad al diseño, promueve la simplicidad, hoy tenemos algunos consejos para remodelar tu sala:

Eliminar muebles innecesarios

Lo primero para adoptar un estilo minimalista es deshacerse de cosas innecesarias, como muebles voluminosos, decoraciones extravagantes, el objetivo es minimizar. Otro de los pasos para aumentar la cantidad de espacio es que no haya residuos de nada a su alrededor, por ejemplo, estantes sin usar.

Algunos mobiliarios reducen la armonía del lugar, los hace más reducidos, haciendo que tu sala se vea recargada y desarreglada. Debes tener en cuenta, que una de las metas del minimalismo es que el hogar sea el foco de las miradas, transmitiendo serenidad.

La forma más fácil de decorar la sala de estar es probablemente vaciarla y luego volver a pintar las paredes en un color sobrio. Una vez finalizada esta operación, se reinstalarán los muebles para crear un espacio abierto, luminoso y funcional.

Un elemento importante en la decoración minimalista, es la limpieza y pulcritud del espacio, ya que resalta los objetos y definen tu diseño. Es esencial poder lograr un equilibrio visual, ya que esto ayudara al centro de gravedad.

Utiliza colores neutros

Las tonalidades neutras suaves, como el gris y los colores claros son características inherentes de las casas con este estilo de decoración. La correcta utilización de la paleta de colores lograra que tengas un espacio iluminado, puedes agregar líneas aerodinámicas que personificaran tu sala.

También, podrás perfeccionarlo con un toque propio, algún color brillante o retrato que desees, que tus paredes puedan demostrar particularidad y naturalidad. Cuando te des cuenta, que lo poco viene a ser más, no querrás salirte del estilo minimalista jamás.

Cuidado con los colores cálidos y vibrantes, ya que pueden destruir los delicados efectos de los matices subestimados y causar alteraciones visuales. Esto es una parte fundamental al remodelar tu sala, todo lo que selecciones debe tener una completa armonía.

Muebles simples

Las casas decoradas con sencillez hacen que tu vida diaria cambie, como todo está en orden y existen pocos muebles, será más fácil de limpiar. Cuando se escogen muebles para el estilo minimalista deben ser aquellos que no sean grandes o que limiten el espacio.

Una de las cosas que llama la atención pueden ser los coloridos cojines y los cuadros que cuelgan de la pared. Cuando estos son colocados encima de tonos neutros, pueden destacar mejor

Los muebles instalados deben ser limpios, cortos y completamente funcionales, no coloques demás, jamás recargues el espacio. Se pueden usar varios materiales, entre ellos madera clara, PVC, piedra, acrílico, cromo, aluminio o incluso acero inoxidable combinan perfectamente con una decoración minimalista.

La decoración minimalista generalmente solo usa un número limitado de mobiliarios, adornos, o eligen solo una de ellas, con un color determinante. En las áreas pequeñas, puedes utilizar muebles con tonos discretos, o con tonos que evoquen lo ecológico.

Si optas por materiales impresos, utilícelo como elemento decorativo, seleccionando el mismo patrón para cortinas y cojines. Además, no olvide que también puede elegir una alfombra estampada, esto permite que se rompa la monotonía.

Puede hacer que este estilo sea interesante probando diferentes texturas, comprando muebles de cuero, con base de madera, dándole un aspecto exótico a tu sala. Los objetos que coloques deben caracterizarse por tener líneas claras y superficies planas, que sean de un solo color, para darle amplitud al espacio.

Armonía y orden

Cuando se piensa en minimalismo por lo general, transmite armonía debido a que el espacio está completamente ordenado. Debes prestar mucha atención al tamaño de los muebles del dormitorio con el espacio de la sala que quieres remodelar.

Para darte una idea del concepto, si eliges muebles grandes para un espacio pequeño, se sentirán apretados. Intenta organizar los muebles y las decoraciones de la forma más simétrica posible para crear un dormitorio ordenado.

El espacio adecuado puede ayudar a que los ojos se muevan sin problemas en el espacio. Cuando el diseño de la habitación alcance el equilibrio adecuado, el resultado parecerá tranquilo y controlable, lo cual es un signo de estilo minimalista.

Cuando tienes una sala minimalista es decir adiós al caos, a la desorganización, por eso, debes verificar lo que se muestra en los estantes y mesas. Uno de los consejos primordiales es que te apegues a lo básico y coloques el resto de objetos en los gabinetes.